martes, 21 de marzo de 2017

El precio de un niño (Baby for Sale ) (TV)

Director: Peter Svatek
EEUU
2004
88 min
Telefilm

Drama

Sinopsis:  Una pareja descubre que la niña que están intentando adoptar está siendo subastada al mejor postor. Deciden entonces convertirse en el gancho para acabar con ese corrupto círculo de venta de bebés... (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 3/10
Valoración adopción 8/10

En esta película, basada en hechos reales, tenemos el lado oscuro de la adopción: La venta y el tráfico internacional de bebés.
Al final de la película se hablan de más de un millón de ventas anuales de bebés, en todo el mundo, en esos años. Luego estamos hablando de algo terrible, que implica a muchas madres que tienen que perder a sus bebés en circunstancias dolorosísimas, o simplemente por ser pobres y por otro lado los padres, abogados e intermediarios, que participan de estos hechos terribles. Que no garantizan el mayor bien del menor, sino los intereses económicos de intermediarios y quizás de padres sin recursos, que no saben que hacer con sus vidas y las de sus hijos.
Algo mortificante en la película es que en el momento en que se desarrolla la historia, principios del siglo XXI en el Estado de Nueva York, no es delito la venta de bebés. Imagínense el estupor que puede causar conocer esto, para personas que estamos en sociedades avanzadas, en donde se protege mucho mejor a los menores, y en donde cualquier trata con humanos es un delito.
En esto se basa la historia, en un abogado desaprensivo que intenta vender un bebé de una madre húngara pobre, con otros hijos a los que no puede mantener. Y que sabe que al no ser delito, puede hacerlo impunemente pero en este caso jugando con los padres y los niños, pues establece una subasta del menor, encubierta, para que alimentados los deseos de estos padres por ese niño concreto, con el que han estado, estén dispuestos a soltar el máximo de dinero. Dejando a otros en la estacada.
Unos padres engañados, deciden colaborar con la policía y se prestan, a sabiendas que no podrán quedarse con el niño, hacer el trato como cebos.
La película es mala, por malos actores, pobre guión y que no muestran sentimientos coherentes con lo que está pasando, en estos padres en teoría desesperados y participantes de un acto heróico, pero peligroso.
Pero permite recordar esta terrible lacra de la venta de bebés, que no deberíamos permitir, de ninguna manera.
De soslayo se trata en la pelicula de temas como el dolor de la gestación in vitro, la adopción  abierta fallida, y la presencia de hermanos anteriores, con sus posibles celos.
 En youtube puede encontrarse la película en inglés, en varios trozos. Aquí pongo el primero.




martes, 14 de marzo de 2017

Adán y ella (Adam and Evalyne) (1949)

Director: Harold French
EEUU
1949
80 min
Comedia dramática.

Sinopsis: Justo antes de morir, Chris Kirby le pide a Adam Black, su mejor amigo, que saque a su hija del orfanato donde se ha criado. Adam, un hombre envuelto en el oscuro mundo del juego ilegal, decide adoptar como ahijada a Evelyn, darle una educación y cubrir todas sus necesidades materiales. Después de varios años de estudio en Europa, Evelyn regresa a casa de Adam convertida en toda una mujer, atractiva y culta, que no tardará en captar la atención de los hombres que la rodean. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 3/10

Película clásica protagonizada por Stewart Granger y Jean Simmons.
El protagonista es confundido, por una niña que reside en un orfanato, con el padre que le ha estado escribiendo y prometiéndole que iría a buscarla algún día.
Este padre se hizo pasar por el protagonista, por que así creía que le daba mejor imágen a esta hija, de un hombre triunfador y rico. Pero muere justo antes de ir a buscarla y le pide a su amigo que se haga cargo de esta hija y que vaya a por ella al orfanato.
Al llegar allí, ella le confunde con su padre, pues éste le había enviado fotos del amigo. Y él no se atreve a deshacer el entuerto...y se la lleva a casa y sigue sin atreverse, hasta que a través de su novia le da la información. Algo que la chica recibe mal, pero le calma con que seguirá viviendo con él y se hará cargo de su educación y de sus gastos como una hija.
La manda a estudiar fuera y cuando vuelve es ya una mujer y ...
aquí es dónde la película hace aguas en lo que se refiere a la adopción. Hasta ese momento, parecía que era un historia tipo Annie, en donde este hombre egoista, se ve implicado en un acogimiento forzado y se va trasformando, pero, el error del guión es plantear que al volver  echa una mujer, lo normal es que se enamoren y que acaben juntos. Una situación realmente incestuosa, pues al fin y al cabo su relación es parental o al menos así se plantea en la primera parte de la película.
Dándose un giro que podrá satisfacer determinadas fantasías masculinas, pero que pueden inducir a pensar , que esto es posible e incluso deseable, que pueda ocurrir en nuestras familias adoptivas. Y tan tabú es un incesto con un hijo o hija biológico, como adoptivo. Puesto que si no fuese así, los límites de respeto en lo sexual con nuestras hijas e hijos, no estarían claros y ellos y ellas podrían estar en peligro de una situación insana y altamente perjudicial para su salud y su integridad como personas.
En la película se da a entender que ella es la primera enamorada del padre, pero esa es la típica triquiñuela para justificar lo injustificable.
No recomiendo verla.

lunes, 6 de marzo de 2017

Manchester frente al mar (Manchester by the Sea) (2016)

Director: Kenneth Lonergan
EEUU
2016
135 min
Drama

Sinopsis: Lee Chandler (Casey Affleck) es un solitario encargado de mantenimiento de edificios de Boston que se ve obligado a regresar a su pequeño pueblo natal tras enterarse de que su hermano Joe ha fallecido. Allí se encuentra con su sobrino de 16 años, del que tendrá que hacerse cargo. De pronto, Lee se verá obligado a enfrentarse a un pasado trágico que le llevó a separarse de su esposa Randi (Michelle Williams) y de la comunidad en la que nació y creció. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 9/10
Valoración adopción 8/10


Película multipremiada, entre otros con el Oscar al mejor actor, de 2016.

Es una película de una profundidad en relación al dolor humano, y que toca el tema de las relaciones familiares y la pérdida,  de manera genial. Refleja lo que son corazones rotos, de verdad.

La incluyo no tanto por el tema de la adopción, que es importante, como por valorar el tema de la pérdida de los propios hijos, por las circunstancias que sean. Y me sirve para pensar en los padres, que por su negligencia, o por su circunstancias en ese momento de su vida, pierden a sus hijos  que les son retirados por las autoridades y dados en adopción. (Que no es este caso)
La película refleja la situación de un hombre devastado psicológicamente, lo que le lleva a vivir un duelo no resuelto de alcance incalculable. No puede hacer una vida de relaciones normales, busca peleas con todos, está aislado, ensimismado, abrumado por su interior.
De hecho, aunque es propuesto como tutor de su sobrino de 16, no puede quedarse en aquel entorno, donde vivió con su familia. Y es por eso por lo que a pesar de querer seguir la última voluntad de su hermano, y haber tenido siempre mucho aprecio por este sobrino, no puede hacerse cargo de él sin que se trasladen a otro lugar y deciden otra solución que no pasa porque él se quede allí. Para no desenraizar al sobrino.
También es interesante por la situación de niños mayores, ya adolescentes, que tengan que ser adoptados o acogidos intrafamiliarmente, por un situación sobrevenida, como la de este adolescente...que no puede encontrar otro apoyo que el de su tío, en principio. Pero que necesitan a adultos de referencia que les acompañen, aunque ya hagan una vida bastante autónoma.


martes, 28 de febrero de 2017

Los gemelos golpean dos veces (Twins) (1988)

Director: Ivan Reitman
EEUU
1988
105 min
Comedia familiar.

Sinopsis: Dos hombres adultos descubren que son hermanos gemelos aunque no se parecen en nada, ya que su nacimiento fue fruto de un experimento que tuvo un inesperado final. Mientras que Julius (Schwarzenegger) se crió con facilidades y es una persona culta y muy ingenua; Vincent (DeVito) fue a un orfanato y es timador, mentiroso y muchas cosas más. Al conocerse, deciden ir en busca de su madre biológica y durante el viaje, ambos aprenden mucho uno del otro y también sobre sí mismos... (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 3/10
Valoración adopción  7/10

Película cómica que trata el tema de la búsqueda de los orígenes, el abandono por parte de los adultos y las consecuencias posibles de ese abandono en el comportamiento de ese niño abandonado.
Lo espinoso es la idea de que el chico que fue entregado a un orfanato, acaba convirtiéndose en un delincuente (aunque expresado en la película de forma divertida y cómica, es un mentiroso, ladrón, abandonador, descomprometido, etc, etc)
Pero el buen mensaje es que con amor y una familia adecuada ( en este caso los dos hermanos que se encuentran) uno puede transformarse y puede vivir un tipo de vida mejor, más verdadero y humano.
Por otro lado tenemos a la madre biológica, que no los abandonó, sino que le hicieron creer que nació uno y muerto, para que nunca más los buscara. Y aunque ellos la encuentran, no quiere creerse que esos dos señores, tan diferentes, puedan ser nada de lo que dicen ( sus hijos) .
Todo esto en tono divertido y de broma. No es una gran película , pero puede ser muy divertida para ver con los niños. Así que la considero recomendable y con temas para hablar.
Música de Georges Delerue, estupenda.

martes, 21 de febrero de 2017

Un monstruo viene a verme (A Monster Calls) (2016)

Director: J.A.Bayona
España
2016
100 min

Drama, animación.

Sinopsis:  Tras la separación de sus padres, Connor (Lewis MacDougall), un chico de 12 años, tendrá que ocuparse de llevar las riendas de la casa, pues su madre (Felicity Jones) está enferma de cáncer. Así las cosas, el niño intentará superar sus miedos y fobias con la ayuda de un monstruo (Liam Neeson), pero sus fantasías tendrán que enfrentarse no sólo con la realidad, sino con su fría y calculadora abuela (Sigourney Weaver). Con este nuevo trabajo J.A. Bayona cierra su trilogía sobre las relaciones maternofiliales, que inició con "El orfanato" y continuó con "Lo imposible". (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 8/10
Valoración acogimiento 7/10

Gran película, multipremiada en los Goyas y en otros certámenes, que nos cuenta la realidad de un niño que se está separando de su madre que puede morir y que no puede contar con su padre, alejado y poco sensible a sus necesidades.
En forma de cuento de monstruos, la película nos va haciendo ver la complejidad de los sentimientos de los niños acerca de las enfermedades y muerte de los padres, que pueden generar no sólo pena o rabia, sino un sentimiento de odio y rechazo , dificiles de digerir y que hacen muy su canalización y el poder ser entendidos por los que les rodean.
En este caso el monstruo le plantea acertijos con sus cuentos, que hacen pensar al niño y poder ir sacando la mezcla de sentimientos encontrados que tiene, y por otro lado el niño puede reconciliarse con su interior, primero y con el exterior después. Pudiendo perdonar a la madre que se muere , al padre que abandona y a la abuela, con la que no se lleva, pero que es la que tiene que acogerle en esta situación límite familiar.
Es una gran película, que nos aleja de la visión antigua y simplista de que lo mejor con los niños es alejarles de la verdad y de la muerte, pues mo van a entederlo. Y el problema es que de todos modos lo van a vivir, pero a solas y con mucho miedo.


martes, 14 de febrero de 2017

Moonlight (2016)

Director: Barry Jenkins
EEUU
2016
111 min
Drama.

Sinopsis: Chiron es un joven afroamericano con una difícil infancia y adolescencia, que crece en una zona conflictiva de Miami. A medida que pasan los años, el joven se descubre a sí mismo y encuentra el amor en situaciones inesperadas. Al mismo tiempo, tiene que hacer frente a la incomprensión de su familia y al violento ambiente de su barrio. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 8/10
Valoración adopción/abandono 8/10

En esta película, que nos recuerda a Boyhood, al ir recorriendo la vida de un muchacho, desde su infancia hasta su adultez, podemos encontrar situaciones que nos interesan en relación a la adopción , el acogimiento y en abandono, así como la resiliencia.
Chiron, vive con una madre adicta, que es incapaz de cuidarle, y encuentra por casualidad a un hombre, que le acoge como un mejor padre, y que le trata y le enseña con tal cariño y con tal calidad en su vínculo, que ayuda al niño en un primer momento. Así como su mujer Teresa. Y le apoyan al cuestionarse su sexualidad, así como en el acoso que está viviendo en el colegio.
Es en la adolescencia en donde encuentra de nuevo y por azar, el primer amor (y único, durante mucho tiempo) que le dará fuerzas para enfrentarse a los matones que les obligan a enemistarse. Pero que a causa de este enfrentamiento su vida cambiará completamente y lo que encontrará a partir de ese momento será la mala vida, como hombre duro y fuera de la ley...lo que parecería su destino de clase, de raza, de origen...pero hasta que vuelve a aparecer en su vida su antiguo y único amor. Que parece que podrá actuar como transformador y le reconectará con esa ternura y esa bondad que nunca le abandonaron y le permitirá desbloquear esa coraza montada durante toda su vida en forma de un ser taciturno, encerrado en sí mismo , desconfiado y sin contacto apenas con los demás.
Hay momentos preciosos como cuando el primer "padre acogedor" le enseña a nadar y le da confianza en sí mismo.
Momentos duros, como cuando tiene que alejarse de él al enterarse de a lo que se dedica. Pero que le da una lección de franqueza.
Momentos románticos y tiernos en hombres duros y de la calle.
Y una lección sobre los estragos que causa una situación de abandono y desamparo, como el de esta madre adicta, (que aquí hubieran intervenido los servicios sociales realizando probablemente una tutela del estado) y como a pesar de todo este niño puede encontrar sus tutores de resiliencia, que le ayuden en parte a sobrevivir y a salir de una situación inhumana.
Película a ver.

sábado, 11 de febrero de 2017

El largo regreso a casa (TV) (A Long Way Home) (1981)

Director: Robert Markowitz
1981
EEUU
120 min
Drama
Con Timothy Hutton y Rosanna Arquette

Sinopsis: nueve años después de haber sido separado de sus hermanos, tras ser abandonado, Donald, el mayor de ellos, emprende una búsqueda incesante. Y a pesar de las dificultades legales y de otro tipo, va encontrando la ayuda suficiente para localizarles.

Valoración cinéfila 5/10
Valoración adopción 10

Telefilm de factura endeble, pero de extraordinario valor para el tema de la adopción.
Protagonizado por  Timothy Hutton y Tosanna Arquette. Cuenta la historia del abandono de tres hermanos, mal cuidados por unos padres alcohólicos y de mal vivir. Y de como los servicios sociales no tienen más remedio que entregarlos a diferentes familias para su adopción.
Aunque sabían que el mayor cumplía un rol paterno con los otros dos, deciden romper esta dinámica y separarles...con lo que crean un problema mayor para los tres y es que no quieren adaptarse a ninguna familia, precisamente para intentar volver a estar juntos.
De hecho el mayor, Donald, estará en su familia de adopción de forma que se deja querer, no quiere recibir, sino que siempre da a cambio de todo lo que le dan.
Y le cuesta establecer una relación de pareja, pues su novia no confía en que le pueda colocar a ella en su sitio, al tener siempre presente la búsqueda de sus hermanos , como prioridad absoluta.
Intenta, en los servicios de adopción que le den información sobre el paradero de sus hermanos,  pero se la niegan primero por ser menor de edad y cuando ya tiene los 18, porque ahora son las familias de adopción de sus hermanos, las que se lo niegan.
A medida que pasan los años va recibiendo noticias: que los hermanos escaparon de sus casas, fotos de ambos, etc. Pero entiende que puede ser imposible recuperarles.
Y es la labor de una trabajadora social, que estuvo presente, en su primer día de trabajo, en el momento en que separaron a los niños, la que le ayudará a completar su tarea.
Ésta nunca pudo olvidar a este niño que siguió al coche de sus hermanos, descalzo y gritando en pijama, para intentar detenerles. Y siempre estuvo conmovida por esta historia, en la que se vio obligada a participar, sin desearlo.
En esta película se hace un verdadero homenaje al trabajo bien hecho de los servicios sociales, cuando las personas implicadas intentan superar los obstáculos legales y formales, para que todo llegue a buen puerto. Aunque por otro lado refleje unas situaciones dolorosas que tienen que sufrir, los primeros los funcionarios , al verse impotentes para hacer otra cosa que la que pueden hacer.

Una película a ver, muy emotiva, que muestra la fuerza de la necesidad de encontrarse de niños que han sido separados de forma traumática y de como eso no puede borrarse, a pesar del amor recibido en nuevas familias. Recientemente hemos podido ver la película Lion (2017) que trata de este mismo tema.

Puede verse la película entera en youtube: